San Valentín: las 5 recomendaciones de Selva Adentro para compartir en el día más romántico del año

Eventos | Gastronomía | Noticias
12 Feb 2019

Por Andy Wedekamper

Selva Adentro inicia un nuevo recorrido por las cocinas misioneras aprovechando la mejor excusa: el Día de los Enamorados. San Valentín - el día por excelencia para celebrar el amor - es una fecha perfecta para hacer planes especiales en pareja, y sin duda es la gastronomía la forma ideal de disfrutar del día más romántico del año.
Una escapadita romántica a algún restó, ser recibidos con un buen vino y unos creativos platos de la mano de los referentes de la nueva cocina misionera, es definitivamente un buen plan para el 14 de febrero.
Dónde ir? Qué comer? Te recomendamos 5 propuestas distinguidas para una velada inolvidable con el sello de Selva Adentro.

 

1 - La Farigola Restaurant

Los obereños también tienen una gran opción para celebrar el día de los enamorados con los platos dedicados de sabores autóctonos, que caracteriza a La Farigola. Sobre la calle Gobernador Barreyro 1177, este restó abre sus puertas de par en par para celebrar al amor con “platos delicados para una noche muy especial, inspirado en productos frescos de temporada, y todo de elaboración propia” asegura la Chef Maura Fuchs.

Luego de una copa de bienvenida: tres pasos llenos de sabores de la tierra roja.

Entrada: bombitas de mandioca rellenas con queso, acompañada con una salsita de pesto rosso

Principal: medallón de solomillo de cerdo ahumado, acompañado con milhojas de verduras y salsa de hongos

Postre: brownie tibio con helado de crema americana

Utilizando mandioca, carne de cerdo, maracuyá y yerba mate, productos bien misioneros como base para la elaboración de estos platos, la chef promete una “combinación de sabores, aromas y texturas de la tierra Misionera para disfrutar una noche diferente en un ambiente acogedor”.

 

 

2 - Restó COMí – Parque Temático de la Cruz

El restó COMÍ de La Cruz, emplazado en el Parque Temático de la Cruz, ofrece una velada única en el día de los enamorados: degustar los más emblemáticos sabores de nuestra cocina misionera rodeados de los sonidos nocturnos y profundidad de la selva misionera. “Nuestra intención es q los comensales vengan a Santa Ana y se lleven un pedacito de nosotros en sus corazones, que compartan una experiencia única” extiende la invitación el Chef Diego Panza a una cena en tres pasos, que incluye traslado hasta el parque y un cóctel de bienvenida.

Entrada: Pasaje regional

Principal opción 1: Milanesa de surubí con tortilla de la chacra y ensalada de la huerta

Principal opción 2: Picaña ahumada con canela, papa acordeón a la provenzal y reducción de crema

Postre: Deconstrucción de torta bomba

La cena se inicia con un pasaje regional que comprende las recetas más emblemáticas de nuestra región, para continuar con dos propuestas principales - muy difíciles de elegir!. Para cerrar con un postre de lo más meloso, una desconstrucción de la torta bomba, que contiene una marquise de chocolate, dulce de leche, crema y merengue (más conocida aún cómo postre de tres texturas). “Lo especial de este menú son los contrastes, los contragustos, los colores, lo vivo de las hierbas de nuestro vivero, y sobre todo el contexto donde se desenvuelve: el mítico cerro de la Cruz de Santa Ana” nos explica el Chef Panza, asegurando una de San Valentín con sabor a rico.

 

 

3 - La Cacerola

Los aromas a comida casera inundan a esquina posadeña de 3 de Febrero y Santa Fe; con su ambiente tranquilo, el tradicional restó La Cacerola celebra San Valentín con dos opciones en tres pasos, sabrosos y abundantes para disfrutar de a dos. Mauricio Bertoluso, propietario del restaurant, propone una velada con un menú “inspirado especialmente para la ocasión: pensado para compartir y degustar nuestras especialidades, desde la entrada hasta el postre, transmitiendo en cada uno de ellos la identidad de un lugar con historia”.

Entrada para compartir:

Opción 1: champignones gratinados

Opción 2: provoleta rellena

Principal para compartir:

Opción 1: creps de verdura y carne a la rosinni

Opción 2: bondiola a la mostaza y miel con papas rosti

Postre para compartir:

Opción 1: torre de brownie, corazón de frutos rojos, dulce de leche y crema

Opción 2: copa cacerola, helado, frutos rojos y merengue flambeado

Son las pastas y los pescados la insignia identitaria de La Cacerola; utilizando los principales ingredientes de ambas opciones de origen misionero -algunos de ellos adquiridos a pequeños productores de la región – presentan para esta ocasión tan especial “un plato de pasta distinto a lo habitual, con una salsa suave, que permite distinguir los sabores y textura de cada uno de sus ingredientes como primera opción”. Y  en la segunda opción “un corte de cerdo clásico, con una combinación de sabores agridulces que promete cumplir con las expectativas”.

 

 

4 - Catamarán Mburucuyá Connection

Otra novedosa opción incluye no solamente una muy romántica cena, sino también un viaje en barco por el río Paraná, música a bordo y un brindis. Los paseos con cena en el Catamarán ya son un clásico, pero para las noches del miércoles 13 y jueves 14 el chef Facundo Tenaschuk invita a saborear un menú preparado especialmente para la ocasión.

Entrada: Buñuelo de salmón en crema de maíz

Principal: Rol de ternera sobre legumbres con ensalada coleslaw.

Postre: Mousse de frutos rojos

En un menú donde reinan los productos regionales, como el maíz, las verduras, las legumbres, frutas y panceta, el Chef propone una combinación de sabores diversos en un menú fresco, sabroso y muy apasionado, con el broche final ese postre “que nos da el toque del rojo pasión para un gran día”.

 

5 - Le Bistrot 

Con ubicación privilegiada y una atmósfera fresca, verde y con aire vintage, Le Bistrot se adelanta e invita a celebrar San Valentín desde la noche del miércoles 13, -y claro está, la del jueves 14-, con un menú de tres pasos diseñado especialmente por el Chef Matías Gunski para despertar los sentidos “combinando texturas y sabores en cada una de las opciones, con productos clásicos pero con el sello de Le Bistrot”.

Entrada: Salmón curado, focaccia de calabaza, tomates confit, rúcula, lactonesa de remolacha y chips de batatas.

Principal: ojo de bife relleno, vegetales al grill y papines asados. O raviolis de pollo ahumado con salsa de hongos silvestres.

Postre: mousse de maracuyá, biscuit de cítricos y praliné de almendras.

La fruta de la pasión, intensa y de producción misionera es el broche de oro para esta cena romántica. El Chef Gunski nos cuenta que pensó este menú tratando de “unir sabores que siempre van de la mano, aunque dándoles una impronta propia; en cada paso se puede sentir texturas y sabores muy equilibrados”.