Le Bistrot presentó su Menú de la Biodiversidad de hongos y bambú

Biodiversidad | Gastronomía | Noticias | Tendencia
03 Sep 2018

Por Andy Wedekamper

Le Bistrot sorprendió este fin de semana a sus comensales con una propuesta “fuera de la carta”: invitó a probar un Menú Misionero de la Biodiversidad en tres pasos.

De ese modo, el restaurant posadeño se convirtió en el primer establecimiento en adherir al ciclo impulsado por Selva adentro para estimular el consumo de hongos nativos y brotes de bambú misioneros. El chef de la cocina del restó, Matías Gunski invitó al chef Julio Salina –autor ya versado en el Menú Misionero de la Biodiversidad– para ofrecer un almuerzo distinto en el micro centro de la ciudad de Posadas: 3 pasos para disfrutar los sabores regionales.

  1. Como entrada, un medallón de mbeyú fue servido como primer paso: la opción misionerísima fue acompañada de vegetales salteados, emulsión de choclo, pickles y brotes de bambú, protagonistas del plato, que se lucieron sobre el mbeyú a base de almidón de mandioca.
  2. El segundo paso fue un plato que fusionó lo mejor de la carne argentina con los profundos sabores de los hongos de la región. Gunski y Salina prepararon ojo de bife, acompañado de papines asado, sopa paraguaya frita y, claro está, "orejitas de mono", hongos silvestres. Jugoso y suculento, bien perfumado, todo en su justa medida.
  3. El postre fue una sugestiva combinación de sabores, texturas y temperaturas en la boca. Crema helada de limón, menta y jengibre, -el postre dulce, ácido y fresco creado por Polaris para Selva Adentro), fue acompañado por la tibieza de las rodajas de ananá asadas con azúcar mascabo. Fresco y frutal, el tercer paso dio un excelente toque final a un almuerzo distinto.

Sobre el MMB

Selva Adentro diseñó ysostiene hace varios meses el "Menú Misionero de la Biodiversidad" (MMB) como un ciclo de talleres de capacitación y de eventos para cocineros y consumidores. Como estrategia de marketing, el ciclo aspira a posicionar detrás de una marca colectiva, la ventaja comparativa de la diversidad de hongos y del bambú propio de los montes y chacras misioneras; a través de recetas de cocineros misioneros sociabilizadas en distintas actividades públicas, el MMB constituye una ventaja competitiva en la agenda de la gastronomía nacional.

El MMB de Selva Adentro, -junto al Instituto Misionero de la Biodiversidad (IMIBIO)-, promueve el uso sustentable del monte nativo apto para consumo a través de cocineros misioneros, pero también promociona la reivindidación de las culturas pioneras que lo sostienen y agregan valor a la biodiversidad desde la cocina: se come lo que hay, según la estación y el origen.