Con un banco de información Misiones busca saber cuánta agua subterránea utiliza la industria local

Biodiversidad | Noticias
12 Mar 2019

La provincia de Misiones está trabajando en la construcción de un “banco de información” respecto de las captaciones hídricas que realiza el sector industrial para, de esta manera, conocer no solo la cantidad de agua utilizada por el mismo sino también su calidad.

Vale recordar que en Misiones, muchas familias – sobre todo del interior de nuestra provincia – se abastecen del agua subterránea, a través de pozos o perforaciones. También lo hace el sector económico – es decir, las industrias, los comercios y las empresas que brindan servicios – que la utiliza como un bien en sí misma, como es el caso de las envasadoras de agua, o como insumo fundamental de sus procesos productivos. En este último caso, muchas empresas misioneras han comenzado a medir el volumen de agua subterránea que utilizan y a pagar al Estado provincial por su uso, tal lo informó Aguas Misioneras SE.

Pero, ¿cómo se forma el agua subterránea? El agua subterránea es parte de la precipitación que se filtra a través del suelo y se aloja en los acuíferos, que son terrenos rocosos permeables ubicados bajo la superficie, en donde se acumula y por donde circula el agua subterránea o bien es contenida, en un efecto “esponja”, por los poros y grietas del suelo. Del total del agua dulce terrestre, el 21% es agua subterránea.

El agua subterránea es dulce y potable, ya que la circulación subterránea tiende a depurar el agua de partículas y microorganismos contaminantes. Sin embargo, en ocasiones, éstos llegan al acuífero por la actividad humana, como la construcción de fosas sépticas o la agricultura. La contaminación de los acuíferos es un problema cada vez más grave en todo el mundo y restaurar sus condiciones de salubridad es una tarea que exige mucho tiempo y dinero; por esta razón, es fundamental la concientización y prevención.

¿Qué función cumple el agua subterránea? Desempeña una función muy importante en la disponibilidad de recursos hídricos, ya que un tercio del caudal de los ríos procede de acuíferos subterráneos. En las zonas áridas y semiáridas, donde los acuíferos no están conectados con la red fluvial o donde el agua superficial es rara y está desigualmente distribuida, el agua subterránea puede ser una fuente de abastecimiento. De hecho, el agua del subsuelo abastece a una tercera parte de la población mundial.

 

Fuente: Aguas Misioneras SE