Hongos y Bambú: el Menú Misionero de la Biodiversidad

El menú de la biodiversidad de Le Bistrot

1. Como entrada, un medallón de mbeyú fue servido como primer paso: la opción misionerísima acompañada de vegetales salteados, emulsión de choclo, pickles y brotes de bambú, protagonistas del plato, que se lucieron sobre el mbeyú a base de almidón de mandioca.

2. El segundo paso, un plato que fusiona lo mejor de la carne argentina con los profundos sabores de los hongos de la región. Gunski prepara un  ojo de bife, acompañado de papines asado, sopa paraguaya frita y, claro está, "orejitas de mono", hongos silvestres. Jugoso y suculento, bien perfumado, todo en su justa medida.

3. El postre fue una sugestiva combinación de sabores, texturas y temperaturas en la boca. Crema helada de limón, menta y jengibre, -el postre dulce, ácido y fresco creado por Polaris para Selva Adentro), fue acompañado por la tibieza de las rodajas de ananá asadas con azúcar mascabo. Fresco y frutal, el tercer paso dio un excelente toque final a un almuerzo distinto.