Artículos del autor: Selva Adentro

Abundante y regional, la gran Picada de las Misiones

Por Andy Wedekamper 

La picada, lo que antes era una pequeña compañía del trago o cervecita antes de comer, hoy es presentada como un plato principal: completa, variada y apta para todos los gustos. Y si de gustos se trata, Le Bistrot presenta una interesante y regionalísima “Picada de las Misiones” que invita a recorrer por lo sabores de Misiones desde una tabla de madera.

Picada, lo que se dice picada, puede ser cualquier cosa. Alcanza con que se pueda “picar”, es decir, poder tomar de a una o de a pocas, pequeñas y variadas porciones de diversos manjares culinarios. Es por eso, que las picadas en sus diferentes presentaciones se han vuelto una alternativa interesante a los tradicionales menúes servidos en platos.

De la mano de su chef Matías Gunski, Le Bistrot propone en su actualizada carta de estación una picada que – olvidando por un momento los tradicionales quesos y fiambres – invita a degustar los sabores tradicionales de la región.

La Picada de las Misiones incluye mbeyú, sopa paraguaya, tortilla de mandioca, bombitas de mandioca, croquetas de surubí, chipa soó de carne, de pollo y de surubí, cerdo y chucrut, escabeche de berenjenas y pimientos, y pickles caseros. Una tabla deliciosa y abundante donde reina la mandioca, nuestra raíz madre por excelencia.

Definitivamente, todo lo que a los misioneros nos encanta comer, servido junto en una gran tabla!.

 

Un break goloso para merendar con mamá

Por Andy Wedekamper

No alcanza un día para mimar a las madres: para eso está todo el mes de octubre! Un mes que  llega con sus dulces propuestas gastronómicas de estación, en el que las frutas son las estrellas.

Con una carta renovada, un ambiente jovial inundado de inconfundibles aromas a café, chocolate y pastelería,  y un mostrador lleno de la más fascinante pastelería, Café París se presenta como el lugar ideal para invitar a mamá a desayunar o merendar (un break goloso que merece la pena intentar).

El anfitrión de este café con “aire parisino”, Marcelo Tronzano, nos presenta en su novedosa carta de primavera, un combo particular: alfajorcitos de limón - bañados en chocolate - junto a un jugo de ciruelas y arándanos. La frescura, acidez y la dulzura en una fusión ideal, recomendado para probar esta primavera.

Hongos con mucho potencial: las gírgolas, ricas y saludables

Por Andy Wedekamper

Sabrosos y con numerosas características benéficas para la salud, los hongos han ganado terreno en el mundo de la gastronomía. Sobre todo gracias a programas y proyectos que promueven su cultivo y consumo (por ejemplo, en Misiones, por ejemplo el IMiBio, y los talleres del Menú Misionero de la Biodiversidad llevado adelante por Selva Adentro).

Son muchos los beneficios de los hongos, más allá de los alimenticios. Para empezar, tienen una importancia ecológica vital: degradan materia orgánica y nos ayudan a procesar toneladas de desechos.

Entre las innumerables especies comestibles de hongos, se destacan las gírgolas. Son bellos ejemplares del mundo fungi, caracterizados por sus coloridas variedades (pardas, grises, rosadas y doradas) y su fácil cultivo.

Pleurotus osatreatus es su nombre científico, son hongos saprófitos que se alimentan de materia orgánica muerta o en descomposición. Entre sus principales características podemos citar que no atacan árboles sanos, se alimenta principalmente de la lignina provocando la pudrición blanca de la madera.

Los sombreros de las gírgolas presentan un tamaño que oscila entre 5 a 15 cm de diámetro. Su coloración es variada observándose cepas de color marrón, salmón, amarillo, etc. Su producción es estacional y altamente dependiente de las condiciones climáticas, requieren de días frescos, entre 17 y 23ºC para su fructificación.

Además de ser suculentos y sabrosos ingredientes en la cocina, tiene numerosos aportes nutricionales en la dieta humana. Las gírgolas aportan valores proteicos del 3 % (un porcentaje mayor que las verduras presentes en la huerta). Además tiene un contenido en vitaminas: estos hongos contienen Riboflavinas (vitamina B2), Tiamina (Vitamina B1), Cianocobaladina (vitamina B12) y Niacina (vitamina B3). Son una rica fuente de minerales como calcio, potasio, fósforo y hierro. Además de ácido fólico, que es una sustancia esencial para las madres embarazadas. Presentan bajos niveles de sodio, esta condición favorece el consumo de las gírgolas en pacientes que presentan enfermedades cardíacas. También, los Pleurotus contienen una sustancia denominada mevinolin que inhibe la síntesis de reductasa, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol; y son una buena fuente de 1,3/1,6 glucanos: sustancia que estimula el sistema inmunológico.

 

Fuente: www.inta.gob.ar

La cocina orillera recibió octubre con Yopará de Blosset

Por Andy Wedekamper

Las Mujeres Cocineras de La Placita, lideradas por María Eva no le temen al Karaí. Juntas elaboraron una gran olla de Yopará, calentito y suculento, para invitar a los vecinos de Villa Blosset (y todo Posadas) y así conjurar al duende travieso que trae la miseria.

De la mano de Selva Adentro, la calle Lanusse de Villa Blosset se llenó de los tradicionales banderines de colores que anunciaban un festivo encuentro vecinal: comida para todos y la música de los tambores del barrio. A las 20 horas, María Eva agregó los ingredientes finales a “ensopado”: cebollita verdeo y queso criollo; y con eso se abrió la cocina para que cada vecino se acerque a buscar su porción.

Familias enteras, grupos de amigos, vecinos del barrio y de alrededores disfrutaron de un yopará bien caliente – perfecto para el fresquito que trajo la lluvia - en el corazón de Villa Blosset, el barrio que dio origen a Posadas, a orillas del río. Mientras tanto, sonaban los tambores de las bandas Espiralinha y Espiral Afropercusión, música alegre que siempre invita a acompañarlos bailando.

Según las tradiciones aprendidas por los guaraníes, es importante recibir octubre en comunión, compartiendo entre todos un yopará y así evitar que la miseria y escasez de alimentos nos sobrevenga en épocas difíciles. Y las cocineras del barrio no dudan de la efectividad de esta tradición, son ellas las responsables de preparar en grandes ollas esa deliciosa invocación a la abundancia.

Juntas por el Yopará para espantar al Karaí de Blosset

Octubre se recibe espantando a la miseria con una gran olla de comida humeante.

Por Andy Wedekamper

Las "Mujeres Cocineras de La Placita" conocen el secreto para espantar al “Karaí Octubre” y atraer la abundancia: invitan a todos los vecinos una buena porción de yopará, todos los años en el corazón de Villa Blosset, el barrio que dió origen a Posadas, a orillas del Paraná.

Organizado por Selva Adentro, y cocinado por las "yoparaceras" de Blosset, este lunes 1 de octubre desde las 20 horas se servirá – gratuitamente – el tradicional "ensopado" que, elaborado en abundancia y con los ingredientes aportados por los propios vecinos, es capaz de alejar al "señor" que llega con el mes de octubre.

En la esquina de las calles Lanusse y Esteban Benítez (continuación Sarmiento, a una cuadra de La Placita, a pasos de la costanera) los tambores de Espiral Afropercusión indicarán que la comida está lista. La consigna es asistir con un plato o recipiente para que las mujeres cocineras del barrio sirvan una buena porción de Yopará, y disfrutar de la cocina orillera que nos representa.

Además, claro está, las "Mujeres Cocineras de La Placita" montarán su cantina con comida regional: chipa guazú, sopa paraguaya, y yuyos, entre los menúes que no faltarán a la cita.

Si hay alguna tradición que espante la miseria y atraiga la abundancia no cabe duda que debemos sostenerla. Por eso, por segundo año consecutivo "Mujeres Cocineras de La Placita" se calzan el delantal para ahuyentar al Karaí y celebrar junto a los vecinos de Posadas con una gran comilona!

Expresso Tónic, entre el coctel y el café

Por Andy Wedekamper

Llegó la primavera y se hace notar: las tardecitas cálidas de Misiones invitan a disfrutar de las más refrescantes bebidas. Para los amantes del café y de los sabores novedosos, Café Colón nos propone su nuevo Expresso Tónic.

Café Colón renovó su carta de primavera, y entre sus propuestas de estación presenta una tendencia a nivel global en cafetería, con un toque misionero claro! El Expresso Tónic mezcla dos de los brebajes más populares de los últimos años: el café espresso y los gin tonics.

Este refresco, que se caracteriza por un intenso sabor potente y amargo, es preparado por el barista Jorge Cabrera combinando agua tónica, un café expresso y hielo, como broche final: un poco de menta (directo del Mercado Concentrador). Burbujas y café, una combinación inesperada, pero sin duda sabrosa y fresca!

El café frío ha llegado para quedarse, el calor misionero ya no es un problema!

 

Café Colon (Colón 2343. Tel: 0376 4430545)

Harina elaborada con bambú se probó con éxito para ser utilizada en la preparación de “cookies” y pastas

Hecho con el culmo – la paja - joven de la gramínea, el producto fue desarrollado en la facultad de Ingeniería en Alimentos de San Pablo, Brasil.

La alimentación saludable se ganó la mesa de los brasileros. Esta tendencia se percibe no solo en las góndolas de los supermercados, en los cuales crece considerablemente los productos rotulados como “naturales”, sino también en la industria donde se buscan alternativas a los ingredientes nocivos para la salud.

Coordinados por la profesora María Teresa Pedrosa Clerici, de la Facultad de Ingeniería en Alimentos de la Unicamp (San Pablo, Brasil), los investigadores desarrollaron una “harina de bambú”, que presenta ventajas nutricionales cuando se las compara con harina de trigo, de maíz y de mandioca. Este producto se probó con gran éxito en la preparación de pastas y galletas – cookies.

"Este ingrediente, hecho a base del culmo joven del bambú, posee apenas 24 gramos de carbohidratos en relación a los 82 gramos de la harina de maíz, por ejemplo. Otro diferencial es la cantidad de fibras - son 50 gramos encontrados en la gramínea, contra apenas 1,9 gramos en la composición de la harina de mandioca ", explica la coordinadora de la investigación, que fue financiada por la FAPESP.

El brote de bambú, utilizado en la cocina oriental, es conocido por ser rico en nutrientes y tener bajo contenido de grasa. "Él ayuda en la reducción de los niveles de colesterol y también tiene propiedades anti carcinogénicas. A partir de ahí, descubrimos que el culmo joven del bambú también es comestible y presenta compuestos benéficos a la salud, con fibras de excelente calidad para la alimentación humana ", revela Clerici.

Beneficios

Cuando se utiliza en la preparación de galletitas  –cookies-, la harina de bambú puede reducir en un 50% del azúcar y grasa en comparación con las harinas tradicionales, según María Herminia Ferrari Felisberto, que investigó la aplicabilidad de ingrediente en su tesis de doctorado.  La vida útil del cookie también se amplió, ya que su almacenamiento no requiere condiciones especiales para seguir siendo apto para el consumo.

Brasil es el segundo mayor productor mundial de galletas, detrás de Estados Unidos, con un consumo per cápita anual de seis kilos y medio. "Esperamos que tantas ventajas despierten la atención de la industria alimentaria, para que el producto salga de los laboratorios y empiece a comercializarse en breve", declara Clerici.

Otra ventaja es que la fibra del culmo joven de bambú no compromete el sabor o la coloración del producto, siendo así ideal para las masas alimenticias, ya que algunos consumidores pueden tener rechazo a las masas integrales, de coloración oscura y sabor diferenciado. Estas características hacen que el sabor sea similar al de las galletas encontradas en el supermercado, según lo presentado en la disertación de la maestría de la Ingeniera de Alimentos Amanda Ríos Ferreira, que también aplicó la harina en la preparación de masas tipo fettuccine.

En la masa, la semolina fue sustituida por la harina desarrollada en el laboratorio. El resultado fue positivo. Al igual que en las galletas, reduciendo el índice glucémico y el aumento de la cantidad de fibra dado lugar a un alimento saludable. En la prueba sensorial hecha por el laboratorio, los macarrones tuvieron un buen índice de aceptación, recibiendo notas por encima de 6.

"Los productos integrales vendidos en el supermercado generalmente tienen el color oscuro debido a la adición del salvado. Con la harina del culmo joven de bambú, tenemos los beneficios del alimento 'integral', pero con la apariencia del alimento 'tradicional' ", aclara la ingeniera de alimentos.

Sostenibilidad

Según el profesor Antonio Beraldo, invitado a integrar la investigación y coautor del libro “Bambú: de cuerpo y alma”; Brasil, por ser un país donde el clima es cálido y las lluvias son abundantes, posee una vasta diversidad de especies de bambú, de pequeño a gran tamaño. Su brote tiene una exportación significativa de China a Japón, algo alrededor de 300 millones de dólares al año. La posibilidad de aprovechamiento de la gramínea en diversas áreas, como la alimenticia, la actividad industrial y en la construcción civil, hace del bambú un producto económicamente interesante.

Y son exactamente las desventajas que el bambú puede presentar cuando se aplica en el área de construcción civil, como el hecho de fermentar y carchar con cierta facilidad, que son excelentes indicativos para uso en el área alimenticia y de productos biotecnológicos. Además, la gramínea tiene un gran rendimiento anual, ya que su crecimiento es rápido, con un pico máximo de producción de almidón en 36 meses. "Los culmos se reproducen asexualmente y no necesitan replantar. Una vez replantado, él se regenera. Para extraerlo, es necesario cortar apenas del 20% al 30% de los brotes y sus topos duran más de cien años ", explica Beraldo.

Por contener almidón, azúcares y fibras que proporcionan saciedad y poseen efectos benéficos a la salud, la harina de bambú también presenta potencial al ser usada en países emergentes, como en medidas de combate al hambre y la desnutrición. Este hecho rindió a los investigadores Mário Hermínia Ferrari Felisberto, Patrícia Myake, Antonio Beraldo y María Teresa Clerici, el año pasado, reconocimiento nacional e internacional. El grupo fue galardonado con los premios Josué de Castro de Combate al Hambre y el AACCI para jóvenes investigadores en San Diego, Estados Unidos.

Mientras no se comercializa, el equipo espera ampliar el número de investigadores y atraer a las personas interesadas en viabilizar y consolidar la investigación. "Hay trabajos en marcha sobre el brote de bambú, pero no hay registros de investigaciones que incluyan sus fibras utilizadas en el área alimenticia. "Somos precursores en Brasil e incluso a nivel mundial", asegura el profesor Beraldo.

 

Fuente: www.unicamp.br

Comidas ricas y saludables en primavera

La estación de los colores, de los aromas y los sabores ha llegado! Es el equinoccio de primavera el que marca el instante en que pasamos del invierno a una estación más cálida.

Esta es la fecha del renacimiento, de la vida nueva y de la naturaleza en eclosión. Para el cuerpo, la primavera es un momento de inicios y de toma de decisiones, nos explica la Licenciada en Nutrición, Florencia Orlando: “luego del invierno, la energía vuelve a surgir y a expresarse hacia el exterior”. Es un buen momento para dejar atrás las ropas abrigadas y las comidas pesadas, y optar por alimentos frescos y livianos.

Nuestra alimentación debería cambiar con las estaciones. Comer los alimentos propios de cada temporada - preparados adecuadamente - es la mejor forma de estar en armonía con la naturaleza y nuestro cuerpo. Florencia Orlando nos invita a seguir unos consejos para disfrutar de todos los beneficios que trae la primavera a través de sus alimentos de estación.

Verde que te quiero verde! La alimentación habitual debiera ser variada, incorporando verduras sobretodo de hojas verdes como acelga, espinaca, rúcula, escarola, achicoria y lechugas.

Apostemos a los vegetales de temporada: sumar en nuestras comidas diarias ajo, alcaucil, apio, berenjena, brócoli, calabacín, calabaza, cebolla, espárrago verde, arveja, chauchas, nabo, pepino, morrones, puerro, rabanitos, remolacha, repollo, tomate y zanahoria.

Aprovechar la frescura de las frutas! La primavera es el momento ideal para disfrutar de la palta, damasco, durazno, cerezas, ciruelas, frutillas, frambuesas, moras, níspero, arándanos, banana, sandía, limón y mandarina.

Un poquito de ácido: unas gotas de limón con agua tibia media hora antes de la comida estimula la secreción biliar, por tanto mejora la digestión y la absorción de las grasas.

Florencia nos recomienda prestar mucha atención a la cocción de los alimentos (más ligeras que en invierno); nos propone ingerirlos en ensaladas, a la plancha, prensados, macerados, escaldados, hervidos, salteados rápidos con agua o poco aceite.

La primavera es una época ideal para desintoxicarse, beber infusiones de hierbas (té verde, de menta, cedrón o romero) nos ayudará a eliminar toxinas y mantenernos bien hidratado. Y por supuesto, beber mucha agua: hidratarnos constantemente a lo largo del día.

La mandarina, un cítrico para batallar contra enfermedades infecciosas

Científicos del CONICET descubrieron que los aceites esenciales y terpenos derivados de este fruto, combaten a las bacterias que resisten la acción de antibióticos en el organismo humano.

Constanza Luciardi, becaria en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), es una de las autoras de un trabajo que demuestra que los aceites esenciales y terpenos alojados en la cáscara de la mandarina roja, conocida científicamente como citrus reticulata, funcionan como estrategias para combatir la agresividad de bacterias patógenas en el organismo y debilitar su resistencia a los antibióticos.

De esta manera, la inclusión de tales derivados benéficos en productos de la industria farmacéutica o alimenticia -en dosis determinadas-, podrían favorecer a la salud humana en su duelo contra ciertas enfermedades infecciosas resistentes. Alguna de ellas, producidas por los alimentos (gastroenteritis, diarreas o cólicos), o bien para controlar infecciones en piel como piodermitis, entre otras.

Detalles del descubrimiento tucumano

“La búsqueda comienza a partir de conocer las virtudes de diversos productos naturales regionales, más allá de las nutricionales”, revela la doctora Elena Cartagena, investigadora en el Instituto de Biotecnología Farmacéutica y Alimentaria (INBIOFAL, CONICET-UNT), quien codirigió la investigación, junto al doctor Mario Arena.

“En esta oportunidad trabajamos con distintos aceites esenciales que se constituyen por mezclas complejas de sustancias volátiles; principalmente terpenos, producidos por el metabolismo del vegetal, concentrándose en las cáscaras de estos cítricos”, describe Cartagena. Y agrega: “Entre algunas de sus múltiples funciones, se destacan la actividad antifúngica, antivírica y antibacteriana en altas concentraciones y en bacterias de vida libre”.

El avance destaca una particularidad que no había sido explorada: la capacidad de los aceites volátiles y terpenos de mandarina de atenuar la virulencia microbiana, a través de la interrupción de un mecanismo de comunicación bacteriana o Quorum sensing (QS).

Dicho de otra manera: actúan contrarrestando los mecanismos de resistencia y la patogenicidad bacteriana, volviendo a las mismas sensibles a la acción de los agentes químicos y a las defensas activas del huésped. Así lo expresa la investigadora, a medida que detalla pormenorizadamente los resultados ya publicados en revistas internacionales como LWT- Lebensmittel-Wissenschaft&Technologie.

Estos “antipatogénicos”, destaca Luciardi, tienen que combatir el QS que controla la producción de enzimas específicas-una de ellas es la elastasa, que degrada los componentes estructurales de los tejidos elásticos, facilitando la diseminación de la infección-, los pigmentos tóxicos, la movilidad y el desplazamiento bacteriano (swarming) y, entre los principales factores agresivos, el Biofilm.

Este último, se constituye por un conjunto de bacterias que operan coordinadamente y una matriz de polisacáridos, que ellas mismas producen y que las protege del estrés físico, químico y biológico, como también de las defensas del huésped, confiriéndoles, aproximadamente, una resistencia a antibióticos mil veces mayor que el que tienen las bacterias de vida libre. Todos estos factores son los responsables de la cronicidad de los procesos infecciosos y de las infecciones intrahospitalarias difíciles de erradicar.

Factibilidad de aplicación

Sin especificar costos, Luciardi aclara que las concentraciones que se deben aplicar para conferir las propiedades antipatogénicas descriptas están en el orden de 10- 100 microgramos/mL. Es decir, mayores a las que usan las industrias farmacéuticas y alimenticias para saborizar y aromatizar sus productos con los aceites de mandarina.

“Este desarrollo presenta dos enormes ventajas. Por un lado, porque legitima el uso tradicional o etnomédico de los aceites esenciales utilizados desde épocas ancestrales y, por otro, debido a la importancia que cobra para la agroindustria local generar valor agregado a través del uso de las cáscaras muchas veces marginadas”, cree Luciardi.

“Es valioso y gratificante poder brindar alternativas poco convencionales que puedan favorecer a mejorar los tratamientos contra enfermedades humanas”, expresa Cartagena, sin dejar de subrayar que para llegar a la obtención de estos resultados tuvieron que atravesar un largo proceso que comprendió estudios químicos realizados en la Universidad de Valencia, por Arena en colaboración con la doctora Amparo Blázquez, además de biológicos.

Asimismo, los estudios farmacológicos para el desarrollo de un fitoproducto, o bien de un nutracéutico, están en una etapa avanzada de investigación.

Por último, cabe destacar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre las consecuencias de la proliferación de bacterias resistentes a múltiples antibióticos y de las patologías que desencadenan, tanto a nivel socioeconómico como de seguridad sanitaria. Atribuye la problemática, sobre todo, a dos factores: el abuso y mal uso de los antibióticos, así como a la propagación de residuos de estos medicamentos a nivel ambiental.

Ante esta perspectiva, el avance nacional representaría una alternativa natural y eficaz para ayudar a combatir enfermedades infecciosas con conciencia ecológica.

 

Fuente: www.conicet.gov.ar

"Surubí Andresito": Le Bistrot nos presenta su carta de primavera

Por Andy Wedekamper

El rosado de los lapachos y las orquídeas anuncian que la primavera ya está aquí! Se renuevan los productos de estación, se renuevan los sabores, y también se renueva por completo la carta de Le Bistrot. El Chef Gunski nos adelanta una de sus nuevas propuestas: Surubí Andresito.

Las nuevas cartas de temporada son la excusa perfecta para salir a recorrer las cocinas de nuestra provincia, entre las que se destaca la cocina del chef Matías Gunski, quien propone un renovado repertorio de sabores con fuerte impronta regional.

Le Bistrot lanza en septiembre su nueva carta de primavera, en la que los pescados de río tienen un rol protagónico. El chef nos invita a probar el “Surubí Andresito”: surubí horneado en masa de chipa de almidón, acompañado de un cremoso kiveve y un crocante de queso azul; como broche final incluye una criolla misionera con brotes de bambú y choclos.

Simple, abundante y rico

Así define su autor a este plato; “intento buscar sabores bien regionales - saliendo de la habitual presentación de surubí con salsa de roquefort -, si bien este plato tiene esos ingredientes, encontramos una nueva manera de combinarlos” explica Matías Gunski, el artífice del nuevo menú del restó.

El surubí, que se mantiene sabroso y jugoso dentro de la chipa recién horneada, es acompañado por un kieveve. Se trata de una comida de origen guaraní a base de zapallo y queso, cuya textura, muy suave y sabrosa, se encuentra en el punto medio de una sopa y un puré.

“Creo que el bambú será uno de los ingredientes que va a distinguir a nuestra provincia” afirma el chef, y se anima a incluir en su presentación una fresca y colorida criolla que incluye choclos y brotes de takenoko (bambú). Todos los sabores de Misiones conjugados en un plato!

 

Le Bistrot (Bolivar 1729, Posadas). Tel. (0376) 4421043

Una fiesta de sabores

Misiones celebró la 39° edición de la Fiesta Nacional del Inmigrante, del 6 al 16 de septiembre en Oberá. Los inmigrantes, sus hijos, nietos y miembros colectividades celebran la diversidad cultural junto a toda la provincia, en la más grande de nuestras fiestas.

En el Parque de las Naciones, se despliegan 16 casas de diferentes naciones, allí se realizan actividades sociales, culturales, deportivas, recreativas y por supuesto, culinaria.

La Fiesta Nacional del Inmigrante es la feria gastronómica más importante de Misiones, allí conviven, se recrean y se reinventan los sabores típicos de cada colectividad. Cada año, las “naciones” proponen un extenso menú, que incluye no sólo platos típicos, sino también bebidas y postres representativos, el objetivo es que los visitantes degusten y descubran parte de la identidad la gastronomía misionera en cada plato representativo. Un verdadero recorrido por el mundo a través de sus sabores!

Envoltorio para papas fritas hecho con su propia cáscara

Los diseñadores Simone Caronni, Pietro Gaeli y Paolo Stefano Gentile han unido fuerzas para crear un nuevo diseño de envases para alimentos que es… ¡genial!
Aprovechando la gran cantidad de residuos que generan las cáscaras en el proceso de elaboración de las papas fritas, el equipo exploró diferentes maneras de reutilizarla y dieron con una gran solución.Después de ablandar y secar naturalmente las cáscaras y demás restos de las papas (compuestas de almidón y fibra), el material orgánico puede adherirse y endurecerse en la forma deseada. El material resultante está compuesto en su totalidad por residuos de la papa y es 100% biodegradable.
Después de usarlo, el envase puede reintroducirse en el ciclo biológico para convertirse en alimento animal o en fertilizante para los cultivos gracias al compostaje, ¡incluidas las papas!
Con estos inventos se reduce el uso de otro tipo de envoltorios plásticos que ni se reutilizan ni se suelen reciclar.

 

Fuente: www.agroalimentando.com